Bienvenido/a a un blog brutalmente honesto

Si tengo un blog ¿De qué debería escribir? ¿Qué llamará más la atención? ¿Qué tiene más salida? ¿Debería escribir de marketing si es a lo que me dedico? ¿Con cuanta frecuencia? ¿Cuántas palabras? ¿Qué tono debería usar?

Típicas preguntas que te haces antes de abrir un blog. Para mí la conclusión siempre fue la misma: Escribe de lo que te dé la gana, pero escribe.

En el último año de mi curso de marketing nos hicieron crear una marca personal como proyecto final, y en ese momento, retome la idea de abrir mi blog dentro mi página web. Es entonces cuando todas estas preguntas volvieron a venir a mi cabeza.

Pensaba: Claro, si me vendo como profesional del marketing, debería escribir de marketing. Pero quería ser honesta conmigo y con la gente que me leyera. Últimamente se habla mucho del marketing honesto, de humanizar la marca y ese es el marketing en el que yo me veo reflejada. Y claro, como yo iba a dar consejos, si estoy aprendiendo todavía. No me veía como una de esas gurús que crean infoproductos de contenido que ya está hecho, o que simplemente es un plagio de otro contenido.

Quería un blog honesto, brutalmente honesto.

Al final solo tuve que responderme a:

¿Para qué quiero escribir un blog?

¿A quién puedo ayudar?

¿Qué me apasiona?

¿Qué quiero contar?

Lo tenía claro. Y me puse a escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *